Elegir bicicleta eléctrica según su uso

Eso es todo, estás convencido después de considerarlo detenidamente: la bicicleta con asistencia eléctrica parece ser la mejor respuesta a tus problemas diarios de viaje. Pero. ¿cómo se elige una e-bike?

Recuerde que la elección de una bicicleta eléctrica se determinará en función de su uso (regular, deportivo…), y de su recorrido (tipo, distancia, duración…). Una prueba en la vida real le permitirá validar la marca y el modelo con el que se sienta más cómodo.

Para pedalear con placer y poder contar con tu e-bike a diario, debes tener en cuenta que una bicicleta eléctrica sigue siendo una bicicleta en la que vas a pedalear. Aparte de las consideraciones sobre la asistencia eléctrica, la bicicleta debe ser adecuada para ti con respecto a:

  • La calidad de los componentes mecánicos
  • Elección de la transmisión (desviador o engranajes de cubo)
  • Tipo de frenado (frenos V-brake, frenos de tambor, frenos de disco hidráulicos)
  • El tamaño de la rueda (26, 27.5 o 28 pulgadas)
  • Ergonomía general

Es bueno saberlo: una bicicleta eléctrica es más pesada y tiene una velocidad media más alta que una bicicleta convencional. Para su seguridad, la calidad del frenado en particular, y la robustez general deben adaptarse en consecuencia. Pero el peso no es realmente un criterio de elección porque el esfuerzo extra es compensado en gran medida por la asistencia.

La parte específica de la elección del motor y del tipo de batería debe ser obligatoriamente dimensionada según sus necesidades, para ser definida con detalle de antemano con el asesor que le acompaña en su proyecto de ciclismo.

La elección de los accesorios o del equipo específico (portaequipajes, alforjas, cestas, guardabarros, etc.) son también elementos a tener en cuenta para una cuestión de compatibilidad.

Finalmente, a cada uno su estilo, a cada uno su bicicleta: hoy en día, los fabricantes ofrecen tantos estilos de bicicletas eléctricas como ciclistas hay. El diseño es una parte integral de las limitaciones de los fabricantes, que juegan con la geometría, los colores, el aspecto mate/brillante, etc. ¡Serás capaz darte un capricho!

¿Para qué sirve una bicicleta eléctrica?

Cada bicicleta eléctrica tiene su uso. Por lo tanto, es importante definir claramente el uso principal de su bicicleta eléctrica para encontrar el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Definiendo tu necesidad principal

Un usuario puede tender a querer una “oveja de cinco patas”. Es común buscar el ideal de “una bicicleta eléctrica” que también fuera “plegable”, “cómoda” y “ligera”.

Pero elegir es ceder; la solución para establecer adecuadamente las especificaciones es centrarse en el uso futuro de la e-bike respondiendo a estas preguntas:

¿Por qué elegir una bicicleta eléctrica?

  •     ¿Para ir cuesta arriba?
  •     ¿Para cubrir largas distancias?
  •     ¿Para llegar a la oficina sin sudar?
  •     ¿Para transportar a sus hijos a diario?
  •     ¿Necesitas ir rápido?
  •     ¿Se utilizará la e-bike como complemento de otro medio de transporte?
  •     ¿Es probable que se detenga y reinicie con frecuencia?
  •     ¿La moto va a estar muy cargada?

El uso principal de la bicicleta eléctrica es el que debe guiar al usuario en su elección de cuadro y equipo. Cada una tendrá ventajas y desventajas, siendo primordial que las ventajas se ajusten lo máximo posible a las necesidades del usuario.

Si dividimos las bicicletas eléctricas en rangos, podemos contar aproximadamente con cinco categorías para la utilidad diaria:

  • Bicicleta eléctrica urbana: viajes por la ciudad, Velotaf.
  • Bicicletas eléctricas: en el pasado, el uso de bicicletas eléctricas se oponía a menudo al uso en la ciudad y el ocio; esto se ha convertido en un problema menor desde que los fabricantes han empezado a diseñar bicicletas mixtas, que se adaptarán a los diferentes deseos de los ciclistas (por ejemplo, la necesidad de utilizar una bicicleta para los viajes por la ciudad, la necesidad de utilizar una bicicleta para actividades de ocio, etc.). Estas bicicletas mixtas, que a veces se clasifican como “bicicletas eléctricas de tracción a las cuatro ruedas”, están equipadas con equipos de protección (portaequipajes, guardabarros/transferencias) y están pensadas para ser completamente polivalentes: ¡te divertirás tanto usándolas a diario con tu bolsa de trabajo como el fin de semana para una salida con amigos!
  • Bicicleta eléctrica de carga: diseñada para transportar niños o cargas pesadas en uso profesional.
  • Bicicleta eléctrica Speed o speedelec: viajes largos (más de 30 km fuera de la carretera), especialmente en las afueras o en las zonas rurales.
  • Bicicleta eléctrica plegable: viajes en la ciudad con el uso del transporte público como complemento, ideal para viajeros frecuentes que combinan regularmente tren + bicicleta.

 

Por último, si le interesa más un enfoque puramente deportivo, y dependiendo de cómo se practique, recurrirá a una bicicleta de carretera con asistencia eléctrica o a una bicicleta de montaña.

eligir bicicleta electrica

Saber cómo calibrar la frecuencia de uso prevista

La frecuencia de uso también condiciona la elección del modelo de bicicleta eléctrica: un paseo de vez en cuando o el uso intensivo en un viaje diario de casa al trabajo en todas las estaciones no llevará a los mismos modelos.

La calidad del modelo y los componentes también entran en juego; el presupuesto será mayor en una bicicleta capaz de ser utilizada intensivamente durante años.

No olvide que una bicicleta eléctrica se utiliza a menudo más de lo que se imagina al principio cuando la compra, porque es fácil de usar y está adaptada para viajes más largos que los que haría en una bicicleta natural.

¿En qué ruta usaré mi bicicleta eléctrica?

La primera pregunta que el ciclista debe hacer cuando busca información por primera vez es: “¿Qué vas a hacer con tu bicicleta eléctrica? “lo que implica: qué uso, qué kilometraje, y qué tipo de infraestructura (carril bici, carretera, sendero, etc.).

El tipo de ruta, de hecho, dirigirá al ciclista hacia un equipo específico:

  • Motorización: plato, rueda delantera, rueda trasera
  • Batería: 400, 500, 600 Wh
  • Frenado: pastillas de freno de llanta, pastillas de freno de tambor, pastillas de freno de llanta hidráulica, pastillas de freno de disco hidráulico
  • Transmisión: desviador convencional o buje con engranajes integrados

Si hay mucho relieve en sus rutas (pendientes de más del 10%), debe elegir un motor adecuado. Los fabricantes de hoy día ofrecen motores con diferentes características, que se adaptan a diferentes usos, en términos de altitud y sensación.

Únicamente para uso en la ciudad, con lanzaderas para el trabajo en casa, es una práctica y cómoda bicicleta de ciudad asistida eléctricamente, que hará el trabajo con una orientación cómoda o dinámica dependiendo de lo que quiera el ciclista.

Una distancia muy larga influirá en la elección de la batería: para usarla entre 5 y 20 kilómetros, bastará con una batería de pequeña capacidad, pero en los viajes de más de 20 km/día, se deberá elegir una batería de al menos 500 Wh para evitar tener que recargarla con demasiada frecuencia.

También será necesario evaluar el kilometraje de antemano. Un pequeño consejo a tener en cuenta: es aconsejable estimar la distancia media que se suele recorrer añadiendo un 10%. De hecho, la experiencia ha demostrado que las bicicletas eléctricas son tan prácticas y fáciles de usar que tenderá a utilizarlas más, en detrimento de otros medios de transporte que solía utilizar. Sería una lástima subestimar la capacidad de la batería subestimando el número de kilómetros recorridos.

Pruebe su bicicleta eléctrica para tomar la decisión correcta

bicicleta electrica eligir

“Estoy buscando el mejor motor de bicicleta eléctrica del mercado.” La demanda puede hacer sonreír a la gente, pero se escucha regularmente entre los ciclistas. Sin embargo, no hay una respuesta única, por lo que las pruebas son obligatorias en una e-bike dedicada, perfectamente afinada y lista para montar.

Una vez recogidas las necesidades del ciclista, el vendedor debe proponer una prueba en la bicicleta que parece ajustarse al perfil de la persona. Y es de acuerdo a la información que el usuario le da, que lo dirigirá a tal o cual marca y tal o cual modelo a un precio adaptado a su presupuesto.

Podemos ver que dos personas que salen a probar el mismo modelo de bicicleta a menudo no tienen la misma sensación según su experiencia, su nivel de práctica, sus expectativas: para una, “el motor es un poco molesto”, para otra, “no es muy cómodo”, y es mejorando la sensación a través del intercambio con el vendedor que este último podrá proponer otros modelos que respondan precisamente a las necesidades del cliente. Así es como la elección se hará de forma natural.

La prueba es también una oportunidad para desprenderse de las especificaciones técnicas de la bicicleta eléctrica y sentir personalmente sus propiedades. Por ejemplo, la cuestión del peso, recurrente en Francia (mientras que en Alemania u Holanda es muy secundaria), puede sentirse de manera muy diferente según el modelo, en particular en función de la rigidez del bastidor y del equilibrio entre la parte delantera y la trasera.

El vendedor, cuando se le pregunta, “¿Cuánto pesa?” puede sugerir, “Pruébelo y dígame cuál es más ligero”. ¡Puede que te sorprendas!

Algunas tiendas ofrecen una prueba alrededor de la tienda, otras ofrecen la posibilidad de un alquiler de prueba por 24H e incluso hasta 48-72H, cuya cantidad es a menudo deducible en caso de compra.

Anticipe el mantenimiento de su e-bike en el momento de la compra

Elegir una bicicleta eléctrica de calidad es un criterio esencial para asegurarse de que se puede conducir con tranquilidad en todas las circunstancias. Más allá de la calidad de los componentes y la duración de la batería, también ayuda a asegurar la disponibilidad de repuestos para su bicicleta.

La cuestión del lugar de residencia también es un criterio: según se viva en el corazón de París o en un pueblo aislado de las provincias, la presencia de un ciclista entrenado en la tecnología de la bicicleta electrónica cerca de su casa no siempre está asegurada.

Es evidente que el diagnóstico de ciertas disfunciones no puede hacerse a distancia, por lo que es necesario asegurar la calidad general de la bicicleta eléctrica y sus componentes. Las marcas de renombre en este campo, que ofrecen motores serios y un servicio postventa eficiente, evitan cualquier riesgo de problemas mecánicos o electrónicos más adelante.

Cambiar ciertos componentes para adaptar la bicicleta eléctrica a su uso

Como hemos visto, los fabricantes serios se esfuerzan por ofrecer una coherencia general entre el cuadro y los periféricos al diseñar sus bicicletas eléctricas; sin embargo, puede ser útil cambiar algunos componentes de la e-bike para hacerlo aún más cómodo o al menos más adaptado a sus necesidades.

Las adaptaciones son posibles, en particular en lo que respecta a los neumáticos y las sillas de montar:

  • Cambio de neumáticos: la mayoría de las veces se trata de montar neumáticos de sección más ancha (si los guardabarros de la e-bike lo permiten) lo que aumenta el confort en la moto. Algunos usuarios prefieren modelos con más muescas, para tener un mejor agarre. Finalmente, mucha gente elige neumáticos con protección reforzada de Kevlar para minimizar el riesgo de pinchazos
  • Adopte una silla de montar de cuero o de gel: debe elegir una silla de montar de acuerdo con el ancho de su entrepierna. Esto ayudará a preservar las partes blandas y el perineo, que se apoyan en la silla de montar.
  • Hay otras adaptaciones posibles y deben hacerse según las expectativas del piloto: Colocación de una nueva tija de sillín: La elección de una tija de sillín suspendida o, mejor aún, un paralelogramo ayuda a amortiguar las sacudidas, especialmente en la espalda. Para los mayores que puedan tener dificultades para subir a la bicicleta, la tija telescópica les facilitará la subida.
  • Cambiar las ruedas: Puedes elegir ruedas más resistentes y por lo tanto más duraderas en el tiempo que las montadas como equipo original. Pero esto sigue siendo una operación que se hará principalmente en una tienda de deportes, por lo tanto sólo de forma aislada, ya que los fabricantes ya adaptan sus ruedas al uso previsible de la bicicleta.
  • Elegir un manillar diferente: por una cuestión de comodidad, algunos ciclistas se sienten mejor con un manillar curvado hacia ellos que con un manillar plano que asume una posición más dinámica.
  • Cambiar los pedales: Puede que tengas que elegir pedales más anchos con púas para una mayor superficie de apoyo, o para aquellos que usan su e-bike a diario, pedales con agarre para preservar tus zapatos de calle.
  • Colocar puños ergonómicos: aumentarán aún más la comodidad en la bicicleta.

Todos estos elementos dejan claro el hecho de que los fabricantes han pensado cada modelo de e-bike de manera global con  coherencia en cada componente. Todo está relacionado: tamaño de la rueda, motorización, periféricos, frenado, batería, transmisión…

Sólo un profesional, teniendo perfectamente en cuenta las cuestiones técnicas y habiendo probado las bicicletas por sí mismo, podrá aconsejarle según su uso, que luego será comprobado por una prueba en situación real.